La Vall de Mieres

UN VALLE DE LA GARROTXA MUY ESPECIAL

Vistes-de-Mieres,-la-Garrotxa-11Poblado y Tailaia Ibéricos en Mieres

Este poblado que se encuentra en el aserrado de Ventanas, fue descubierto por un pastor, Rodeado Solanellas. Está construido en la cresta de la sierra de Ventanas que separa el valle del Llémena de la cubeta de Mieres, en el valle del Ser. El acceso actual se hace por un camino forestal que conecta la villa de Mieres y el municipio de Sant Aniol de Finestres, con algunos tramos emporlanats.En la actualidad el único elemento estructural visible es una construcción de planta cuadrangular, Feta a base de piedra Posada en seg. La constituye un muro exterior y una especie de torre situada en su interior. En su momento el conjunto se interpretó como un elemento con función defensiva, argumentada por la situación junto al camino de acceso a la zona de hábitat (datado entre los siglos II-I aC), de forma que todo el mundo que quisiera llegar se la encontraba de cara y la había bordear, dejándola a su derecha, operación que resultaba extremadamente dificultosa y peligrosa para cualquier posible atacante. Esta topografía específica clasifica el recinto como un poblado de barrera, protegido básicamente por la misma orografía.

Se ha restaurado recientemente y en la intervención no se ha obtenido ningún fragmento cerámico que sirva para datar el conjunto, aunque, las referencias arquebibliogràfiques nos hablan de una dracma emporitana asociada al edificio central y un volumen importante de material cerámico de época ibérica plena (Segles III-II aC) en las calas adyacentes realizadas en las intervenciones de los años setenta. Todo el material cerámico recuperado correspondía a la vajilla usual de la época y también se pala de algunos objetos propios del proceso metalúrgico y de afiladores de piedra; en cambio, los recipientes de almacenamiento y transporte (àmfores) son poco numerosos. Por tanto, podemos decir que la presencia humana en estos momentos queda justificada plenamente, quizás por un período corto de tiempo. Sin embargo,, en cambio, no la podemos vincular directamente al conjunto fortificado.

Por otra parte, el establecimiento de un hábitat de la edad del hierro en lo alto de una colina y en medio de una cresta con visibilidad estratégica probada, necesita lógicamente de algún dispositivo de control y protección. Si la atalaya que hoy se conserva no es el original, poco le debe faltar y no puede estar muy lejos, pues tampoco se pudieron documentar otras estructuras constructivas durante las excavaciones de los años setenta. La proximidad con otros puntos de vigilancia medieval - concretamente el castillo de Ventanas que se encuentra a pocos cientos de metros al este de la misma cresta - hacen pensar lógicamente con un aprovechamiento de la Palomera si ésta ya existía, en contrast, ninguna de las intervenciones arqueológicas ha registrado material con cronología medieval ni moderna.

Preside el lugar una escultura llamada La Dama de la Garrotxa obra del artista Picolivas, en homenaje al que fue eminente arqueólogo gerundense, Miquel Oliva Prat.

Iglesia de Santa María del Freixa de Mieres

La iglesia de Santa María del Fresno se encuentra en el extremo meridional del término, en la vertiente septentrional del Collet de Bastarra, al faldón del arroyo de Llémena, en un lugar que centra el vecindario de la población dispersa. Para llegar, hay que coger el camino que sale bajo la iglesia de San Pedro de Mieres, por su lado norte. Al cabo de 200 m., después de haber pasado dos casas, se encontrará un cruce. Hay que tomar el camino carretero de mano izquierda, el cual a continuación atraviesa el arroyo de Ruïtlles. Esta pista sigue hasta el pie del risco de la Piedra del Mediodía. En un cruce hay enfilar el camino de mano izquierda, dando rodeos hasta alcanzar el cuello de Piedras Picadas. En el cruce del cuello, la pista de mano izquierda, que viene hacia mediodía y cresta, llega con 500 m. en Santa Maria del Fresno.

Una de las primeras noticias documentales donde hay mencionada la iglesia de Santa María del Fresno fecha del 972, con motivo de las donaciones que en este año el conde obispo Miró Bonfill de Besalú hizo a la canónica de Sant Genis y San Miguel de Besalú, llamada posteriormente de Santa María. Según se desprende de este instrumento, el comte bisbe Miró, a ruegos de su cuñada, la condesa Ermengarda, y de su hijo Bernat, hizo importantes donaciones a esta canónica, con la condición de que Ermengarda y Bernat establecieran una comunidad de canónigos regulares de San Agustín. Entre las numerosas cesiones que el susodicho conde obispo hizo en la recién fundada canónica, figura entre otros muchas propiedades, la iglesia de Sanctae Mariae de FRAX, la cual fue ratificada de nuevo dos años después en el testamento del propio Miró Bonfill.

L'anual 998, y a petición expresa de su sucesor, el conde Bernat Tallaferro, el monasterio de Santa María fue el papa Gregorio V una bula de confirmación de bienes, en que se vuelve a hacer mención entre sus propiedades de la …Los diezmos y las primicias de la Iglesia de Santa María de la cual se encuentra en la Fraxis con las ofrendas de su o. El conde Bernat Tallaferro, que tuvo durante su gobierno una especial predilección por la canónica agustiniana de Santa María, a la que dio en todo momento su apoyo, expedido en el año 1000 una carta de confirmación de bienes a su favor, en la cual hay escriturada también la iglesia de …Sancta Maria sita in villa Fraxis.

Ja al segle XIII, dentro de la relación de iglesias que contribuían con el diezmo al sostenimiento de las cruzadas, es consignada los años 1279 yo 1280, a la Ecclesia de Fraxano y la Ecclesia de Fraxino, respectivamente. En el siglo XIV, el templo de Santa María de Fraxino figuraba en el Libro Verde de la sede de Girona, Fecha de la 1362; posteriormente, en los Nomenclátores diocesanos del final del siglo, s'esmenta l'parrochialis Ecclesia Sancta María Fraxino. Aunque una noticia documental indica que el año 1392, el rey Juan I de Aragón, vendió el día cuatro de junio a Hugo Ademar I de Santa Pau en franco alodio, toda la jurisdicción que poseía en varias parroquias y términos, entre las que figura la de Santa María del Fresno, por el precio total de 5.000 florines; en el documento se hace constar que esta venta fue hecha a este varón de Santa Pau en compensación a la ayuda económica que había prestado al monarca para la conquista de Sicilia. Entre los años 1426 yo 1427, tuvieron lugar unos grandes terremotos, que destruyeron gran parte de las iglesias de San Pedro, Romeria, San Andrés de Ruïtlles, todas ellas de Mieres, de El Torno y Falgons.

L'historiador Jaume Vicens, en la historia de los Remensa, narra un hecho violento ocurrido dentro de la iglesia. Era un diumenge de 1497, cuando un rector celebraba la misa, unos hombres armados irrumpieron en el interior disparando flechas e hiriendo el celebrante, y muchas de ellas se clavaron en el retablo que había tras el altar. En un inventario que data del año 1721, consta la existencia de este retablo, con pinturas que representaban a la Virgen María, el centro, Santa Anna, a la dreta i Santa Margarida, a la izquierda. En el libro de visitas pastoral del archivo diocesano de Girona, número 1, hay constancia, por primera vez, de la visita pastoral del año 1314, feta pel bisbe de Girona, después de visitar Mieres. En la página 10 del llibre número 61, también aparece otra visita pastoral del año 1573. Otra se realizó el 1838 por el obispo Florencio Lorente y Mateo que sube a este sitio, en visita pastoral, acompañado por el rector de Mieres y los dos vicarios. Según narra el Boletín del Obispado, la iglesia del Fresno se convirtió pequeña para la gran multitud asistente a la ceremonia. Hasta finales del siglo pasado, el rector residía en casa del Ermitaño, casa-rectoria, situada en lado de la iglesia. A principios de siglo, Minnesota. Miquel Calm y Bassols, Páginas recientemente visitadas rector, ya tenía la residencia en Mieres. Finida la guerra civil espanyola, el mierenc Mn. Joan Vilar, de la casa de campo de Borbella, hay ejerció durante pocos años su ministerio, como encargado, desde Mieres. Con su ausencia, la iglesia cayó en pleno abandono, hasta hoy, tras las importantes obras de restauración que se han llevado a cabo. La solemne inauguración tuvo lugar el día 27 de abril de 2003, con gran asistencia de fieles.